In Actualidad

Una multitud marchó a la Plaza de Mayo. Reclamó por Memoria, Verdad y Justicia. Además, se denunciaron las políticas de ajuste, represión y persecución política del gobierno nacional. Lo mismo ocurrió en cientos de plazas de todo el país.

Como todos los años, la convocatoria fue lanzada por los organismos de derechos humanos y acompañada por organizaciones políticas, sindicales, sociales y estudiantiles. Desde el mediodía las columnas se fueron acercando por distintas calles y avenidas del centro de la Ciudad para iniciar el recorrido hacia la Plaza. Por la Avenida de Mayo lxs manifestantes escoltaron la larga bandera con la foto de los y las desaparecidas durante el terrorismo de Estado: un período de nuestra historia que desde el 24 de marzo de 1976 hasta 1983 azotó al país con la eliminación física de los opositores políticos, el desarrollo de un modelo económico signado por altos niveles de pobreza, el segundo ciclo de endeudamiento externo y la subordinación a los intereses del capital financiero internacional, en desmedro de la industrialización y la participación de los trabajadores en el PBI. Como escribió Rodolfo Walsh en su carta a la Junta Militar del 25 de marzo de 1977, la dictadura llevó adelante “la miseria planificada”.

A las 16 horas se dio lectura al documento de las organizaciones de derechos humanos: Abuelas, Madres, Hijos, Familiares, entre otros. El posicionamiento se centró en la convicción de no permitir ningún retroceso en las políticas de Memoria, Verdad y Justicia consolidadas desde el 2003; la denuncia a la fuerte ola de despidos y a las medidas de ajuste como los tarifazos; el repudio a la represión y criminalización de la protesta social, la persecución a la oposición política y el reclamo por la libertad de presas y presos políticos. La jornada estuvo atravesada por la excarcelación de Carlos Zannini y Luis D’Elia, quienes participaron de la marcha a horas de ser liberados.

Luego marcharon y realizaron su acto las organizaciones y partidos de izquierda aglutinados en el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia.

Como antesala de la marcha, desde semanas previas se realizaron multiplicidad de actividades conmemorativas y de fuertes reclamos en todo el país.

El 24 de marzo tuvo también su expresión en las paredes de los barrios de la Ciudad de Buenos Aires: diversas organizaciones realizaron pintadas y murales alusivos. Un ejemplo visualmente impactante se produjo en Mataderos donde la juventud del NEP (Nuevo Espacio de Participación) pintó un mural con los rostros de las Madres de Plaza de Mayo.

https://twitter.com/NEParticipacion/status/977278775279878145

 

 

 

 

 

 

Otro testimonio de esto lo encontramos en un paredón del Bajo Flores en el que la juventud de Fierro estampó la histórica consigna de Memoria, Verdad y Justicia.

Un nuevo aniversario del golpe cívico militar dejó imágenes y discursos que sostienen el fuerte compromiso popular del Nunca Más.

 

Recent Posts
Contactanos

Nos interesa tu opinión! Por favor escribinos y te responderemos a la brevedad!

Not readable? Change text. captcha txt