In Actualidad

Manos, banderas, pañuelos, rostros en tonos verdes y violetas formaron, a lo largo de quince cuadras, la unión feliz y alegre de más de medio millón de mujeres que se movilizaron este 8M, desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo, para realizar el cuarto paro de mujeres. Florencia Mosqueda, presidenta del Bloque de Concejales de Unidad Ciudadana de Tigre, evaluó el lugar de las mujeres militantes trabajadoras de la política que intervinieron en la movilización y señaló la necesidad de la toma de conciencia en torno a la maternidad elegida. Además marcó los vacíos legales que sufren las mujeres en su función y rescató la formulación del documento colectivo de compromiso de las mujeres del campo popular con la lucha de todas.

 

– ¿Qué sentiste y cuál es tu evaluación del cuarto Paro Internacional de Mujeres del último 8M?

Florencia Mosqueda:Me sentí muy hermanada con mis compañeras. Quienes movilizamos desde el campo nacional y popular somos mujeres trabajadoras, mujeres sindicalistas, mujeres militantes políticas, mujeres de fuerzas sociales. Cada año sucesivo, vamos profundizando tanto el nivel de presencia como de conciencia. La lucha de la calle respecto del paro se hace de manera consciente, pero además se le va poniendo una mística cada vez más acentuada: nos pintamos, nos llenamos de colores, marchamos en una columna de expresión artística. Porque celebramos que estamos juntas y que somos conscientes. Este 8 de marzo las mujeres del campo de la política fuimos sororas y felices.

 

– Fuiste mamá hace unos meses. ¿Qué opinás sobre el feminismo en relación a la maternidad deseada?

FM: -Sí, el año pasado fui mamá, mi bebé tiene seis meses. Pero me percibí mamá en el momento de sentir mi embarazo. Tuve la fortuna de ser gestante y de elegir la maternidad. Soy primeriza, por lo tanto, empiezo a descubrir muchos lugares que antes eran ajenos, saberes, mitos, tabúes. Esas cuestiones, hasta que no se atraviesan no se pueden saber. Creo que durante este año, sobre todo, se vislumbran los vacíos existentes en defensa de una maternidad consciente y feminista. Vivimos inmersos en un sistema neoliberal que no se detiene a ser, sentir, cuidar. Como concejala puedo decir que no existe en ninguna Carta Orgánica de las municipalidades, un reglamento de derechos de la maternidad. Carecemos de licencia por maternidad. A los quince días de nacida mi bebé la tuve que llevar a una sesión en el Concejo Deliberante o mantuve reuniones hasta muy tarde para no perder los lugares ganados. Esto debe reformularse: qué lugar necesitamos las mujeres. Primero ser conscientes para luego construir. Por ejemplo, asegurar lugares y comodidades para la extracción de leche, heladeras, baños, etcétera. La tribu femenina tiene que profundizar sobre este aspecto, la maternidad libre, elegida, como soberanas de nuestros cuerpos. Apuesto a una maternidad feminista generadora de derechos.

 

– Las mujeres del campo popular firmaron su compromiso de lucha en el contexto nacional. ¿Qué aspectos rescatás?

FM: -Somos actoras políticas, reivindico todo (risas). Fundamentalmente: conciencia, libertad y cuidado. En materia política y económica esta trinidad de conceptos es transferible. Toda lucha tiene un contexto. En este caso, un contexto tan desfavorable del sistema económico explosivo -llamémoslo neoliberalismo, anarcoliberalismo, destrucción de los pilares de la cadena virtuosa de la economía- basado en el principio de fuga de capitales, para nosotras es muy complicado, nos precariza aún más. Las mujeres queremos gobernar de una manera más sensible. Nuestro documento acierta en eso, no tenemos que doblegarnos a la desesperación, aunque nos hagan creer que no hay solución ni remedio. Queremos promover una transmutación profunda y positiva, y por cierto, muy distinta al desarrollado por Cambiemos.

 

-La historia del movimiento de mujeres viene en fuerte crecimiento desde 2015 para alcanzar derechos. ¿Qué vendrá?

FM:-Es muy importante tener noción de nuestra propia historia y hacia dónde queremos ir. Y desde este lugar, hay que profundizar cada uno de los derechos y de las luchas que vamos dando. Decimos: “Queremos ser libres, no valientes”. Por eso, creo que vendrá lo que construyamos.

 

 

 

Recent Posts
Contactanos

Nos interesa tu opinión! Por favor escribinos y te responderemos a la brevedad!

Not readable? Change text. captcha txt