In Agenda

PH: Ayelén Mattaini

La sangre circula con fluidez y protagonismo en las noticias diarias. Si es un asunto positivo, a la sangre se la puede encontrar en la promoción conciente de donaciones voluntarias y solidarias, pero no mucho más. Tal vez, pero intercambiando su tinte por el azul, podría marcar un linaje noble. Pero en general, todo lo que encontramos en los medios masivos respecto de este líquido rojo vivo que hace viajar el oxígeno, el alimento y las hormonas a los tejidos por las venas y arterias, tiene que ver más con los cotejos para extraer un adn, como así con un manto para definir la muerte masiva de personas en la Franja de Gaza, o también con el dinero “manchado” o el sacrificio humano para traccionar carros en Santiago del Estero. Todo parece recibir en términos de sangre un carácter de horchata.

Sobre el menstruar todavía se dice muy poco en los ámbitos públicos. En Buenos Aires, hubo intentos a través de proyectos de leyes para que en la provincia contemplaran la entrega gratuita de los productos de gestión menstrual, como las toallitas higiénicas y los tampones, en escuelas y hospitales. También se propuso la implementación de programas, como en la provincia de Río Negro, de educación menstrual que contemplara el costo económico que asumen las mujeres menstruantes y mitigar el impacto ambiental que generan los elementos convencionales.

Pero esta cuestión sobre las tecnologías y las narrativas presentes respecto de la industria de cuidado personal femenino -“Femcare”- como así también los debates médicos, la experiencia de las mujeres que vivieron la transición entre los productos reusables y los descartables de la gestión menstrual, ha sido declarado, desde este julio, “de interés” por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Por distintos motivos, pero sobre todo porque se define a esta industria oficialmente como importante a toda la sociedad, al considerar la relevancia de las concepciones diferenciales sobre la sangre en su historia y en sus áreas de circulación corriente como los estudios culturales, la sociología, la economía, la política, la estética, la comunicación y la filosofía. La menstruación es un tema político y acaba de salir del closet.

Cosa de Mujeres. Menstruación, género y poder (Sudamericana) es el título y también el cuidado vínculo que existe sobre el tema, en el libro de la investigadora Eugenia Tarzibachi, quien desde muy temprano se sensibilizó por las cuestiones de la justicia de género en la educación inicial, se acercó a los debates feministas y a través de viajes hacia otros países repuso los debates vacantes en la Argentina como el de la menstruación y la política. La psicóloga y doctora en Ciencias Sociales, miembro de la Junta directiva de la Society of Menstrual Cycle Research, recibió este 6 de julio, por parte de la legisladora de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y jefa del Bloque Peronista, María Rosa Muiños, un diploma y una cálida presentación a cargo de la directora del Conicet, Dora Barrancos, y la directora del espacio de acción colectiva y centro de documentación Tierra Violeta, Diana Maffia, doctora en Filosofía y ex legisladora de la Ciudad.

En la presentación efectuada en la Sala Montevideo no faltaron las risas del público como tampoco el racconto de los pendientes por parte de la investigadora. Se reconoció la iniciativa de la distinción a Tarzibachi por parte de la legisladora Magdalena Tiesso, con mandato cumplido. Y entre las líneas de acción, la investigadora adelantó un nuevo eje que está trabajando en Salud para las distintas agendas: económica, educativa, y medio ambiente.

Así mencionó la necesidad de eliminación de los impuestos en los productos que no son considerados de lujo; el acceso gratuito a alguna tecnología de gestión menstrual de mujeres en situaciones vulnerables para incorporar a la agenda económica; la desvinculación –la deconstrucción- de la maternidad como único horizonte en el relato de la fecundación de la ESI, entre otros puntos.

“La narrativa está llena de nuevas capas de sedimentación de cuerpo vivido, esto vuelve a ponernos en otro lugar. Hay otras narrativas presentes que van por fuera de las matrices heteronormativas del ‘hacerse mujer’”. Tarzibachi, en esta perspectiva de género, preguntó a la audiencia: “¿Y las mujeres trans?” ¿Y los varones trans? Necesitamos una educación sensible y un cambio de retórica”. Por otra parte, y sobre el final, la investigadora pidió que antes de destinar el dinero del tesoro público se estudiase el tema de los anticonceptivos con la perspectiva del medio ambiente. Se sabe: “Hay restos de sustancias tóxicas en los tampones” y sobre esto “no se puede responsabilizar a las mujeres”. Se trata más bien de “repensar lo personal de la experiencia” y presentar especialmente la visibilización de “los derechos pendientes para la mitad de la humanidad”.

En relación a lo personal, Muiños contó que al leer el libro la llevó al pasado, “a mi más tierno pasado, a mi menarca, a la menarca de mi hija”, y con esto, pidió volver a dar el “valor de la palabra” para desmitificar el tema de la sangre menstrual considerado como “sucio” y “desconocido”. Por su parte, Maffía recordó las acciones estéticas y políticas de Mitominas, “los mensajes fuertes” respecto de la sangre y el amor entre mujeres de hace treinta años. Reconoció de este libro ejemplar y sutil “la enorme riqueza de la parte narrativa” de Tarzibachi y puntualizó: “El cuerpo femenino llega a la política en los noventa con la ley de cupo” dada por la existencia de una masa crítica de mujeres en lo político.” Finalmente, Barrancos, quien ofició la retaguardia de la construcción de la arquitectura menstrual de Tarzibachi manifestó: “Era una irrupción este libro. Apareció Eugenia tan rutilante y fue gustosísimo lo que sucedió”, por esa “total creatividad con un tema clandestino”, Cosa de mujeres. Menstruación, género y poder es una “contribución extraordinaria a la comunidad, un libro con muchos méritos, una investigación difícil” para nuestra cultura femenina y postuló que esta investigación “debería ser obligatoria en la enseñanza media”.

Recent Posts
Contactanos

Nos interesa tu opinión! Por favor escribinos y te responderemos a la brevedad!

Not readable? Change text. captcha txt