In Actualidad

ph Francisco Santos

Un viernes por la mañana Alberto Fernández, dirigente peronista, abogado, ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner y reconocido hincha de Argentinos Juniors recibió en su casa a Enclaveciudad. Conversamos de política y fútbol. Como suele ocurrir no escatimó en definiciones filosas que alimentan el debate.

 

– A más de dos años de gobierno de Macri ¿cómo estás viendo la realidad del país? 

Alberto Fernández: -Muy complicada. El gobierno se ha equivocado mucho. Fueron dos años virtualmente perdidos. Tenemos exactamente la misma situación que teníamos en el año 2015. La inflación no cede y el déficit fiscal no para. Y esto con un endeudamiento que ha crecido de un modo muy peligroso. La verdad, hay muy poco para elogiar. Y pocos datos que lleven a pensar que, en lo inmediato, vayamos a tener resultados ponderables. En lo institucional, el gobierno también ha fracasado: se ha entrometido en la justicia siempre que pudo y ha hecho en el Consejo de la Magistratura verdaderos estropicios. El fallo de la Corte de los últimos días advierte sobre la gravedad de lo que están haciendo.

 

– Sin embargo, Marcos Peña en su presentación en la Cámara de Diputados describió otra realidad… 

AF: -Yo lo puedo entender porque está claro que él tiene que inyectar optimismo  pero las cosas de las que habla no son cosas que ocurren, no se verifican diariamente. Hay sectores de la economía que han crecido, como la construcción, pero eso no denota un crecimiento sostenido de todos los sectores. Hay otros, como el automotriz, que reflejan cierto atisbo de mejoras pero aun está pendiente. La inflación no está cediendo como dice. Y respecto al déficit fiscal baja el déficit primario, lo que implica que lo que ahorran en gastos lo pagan en intereses. Él habla con una visión muy sesgada. Toma ciertos datos y oculta otros.

 

– ¿Cómo ves las distintas iniciativas que intentan dar pasos hacia la unidad del peronismo de cara al 2019? 

AF: -Es un proceso que va a ser lento. No es fácil. Se trata de unir partes en disputa y cuidar mucho la susceptibilidad de los otros. En estos años, el peronismo no sólo estuvo dividido, sino que se maltrató mucho. Creo que hay una vocación de todos de querer encontrar un punto de acuerdo y vamos camino a ello. Todos hemos entendido que debemos saldar nuestras cuentas en un espacio común y que, separados, le hacemos un favor a Macri. Falta mucho, pero soy optimista. 

 

– ¿Cómo creés que se construye un nuevo proyecto nacional que permita al peronismo y sus aliados volver a ser mayoría?  

AF: -El peronismo tiene hoy visiones del pasado muy distintas. Conviven sectores que critican todo lo que se hizo, otros que avalan todo y, otros que criticamos una parte. Sobre el presente tenemos una visión común.  Nos preocupan el aumento de la pobreza y la política con sesgo pro-empresario que posterga a los sectores más débiles de la sociedad. A esto debemos prestarle atención. El proyecto lo tenemos claro, las soluciones las conocemos y tenemos equipos para llevarlo adelante. Más que un proyecto yo creo que nosotros tenemos que garantizarle a la sociedad un compromiso distinto. El compromiso no puede ser volver a lo mismo como dice la frase “vamos a volver”. Eso no alcanza. Se trata de volver y ser mejores. Y eso supone haber revisado las cosas que se hicieron mal, haber castigado las inconductas y potenciar lo que se hizo bien. El peronismo tiene que tomar un nuevo compromiso con la sociedad basado en tres reglas fundamentales: no robar, no mentir y nunca votar en perjuicio de los que menos tienen. Si nosotros cumplimos esas tres reglas la sociedad va a creernos nuevamente.

 

– ¿Qué lugar cree que puede ocupar Néstor Kirchner en la historia argentina y latinoamericana? 

AF:Néstor ha sido sin duda el mejor presidente argentino que la democracia ha tenido. Los resultados están a la vista. Cuando Macri asumió dijo que quería hacer las cosas como Néstor las había hecho. Fue un gran presidente. Realmente cambió una Argentina que estaba devastada, un país con una deuda externa en default que representaba el 150% del PBI, 60 puntos de pobreza, una desocupación del 25% y 17 monedas en circulación. Eso fue una herencia complicada de recibir. ¡Eso era un país devastado, no lo que recibió Macri! Néstor lo dejó en pie y funcionando. Fue un gran presidente y la historia con el tiempo lo va a poner en el lugar que merece. 

 

– Alberto, sabemos que sos futbolero, que El Bicho es una de tus grandes pasiones ¿qué pensás de la decisión que tomó Macri sobre el Fútbol para Todos? 

AF: -Honestamente yo creo que el Fútbol para Todos tal como funcionaba no estaba bien porque era un mecanismo de propaganda de gobierno que no me parecía saludable. Debo confesar que no me parecía razonable que el deporte más profesional del mundo tuviera que ser financiado por el Estado, porque objetivamente a mí me importa más que se invierta en los deportes olímpicos o los amateurs. Lo que sí creo es que la gente se acostumbró al fútbol gratis y hoy en día eso significa una gran pérdida. Lo mejor hubiera sido buscar una solución intermedia que sostuviera el acceso de todos al fútbol y al mismo tiempo se sostuviera con inversión privada en publicidad. Este gobierno hizo lo más fácil, directamente entregarle todo a los privados, al margen de la mentira que significó decir que no lo sacarían y terminar sacándolo. Hay una justificación económica pero debió haber considerado otras cosas que tienen que ver con el acceso a un espectáculo de sectores que de otro modo no acceden. Y que para acceder tienen que irse a una estación de servicio o a un bar. 

 

– ¿Cómo ves la Selección en Rusia?  

AF:Confío en que ganemos, que juguemos mejor de lo que jugamos y que las estrellas que individualmente son tan exitosas en Europa afloren en la Selección. La lista de jugadores es más o menos lo que se esperaba. Respecto a los arqueros, yo creo que Romero tiene un lugar ganado. Es medio loco que Armani ataje bien dos partidos y ya digan que tiene que ir a la Selección. Sobre Sampaoli tengo muchas dudas. Lo que vi hasta acá no me gusta nada. La Argentina jugó de un modo muy amarrete, muy desordenado y no parecía tener claro lo que debía hacer. Francamente no sé cuál es su estilo, si ofensivo o defensivo, no lo logro entender. Hasta acá el equipo jugó muy a la deriva. Jugadores con condiciones nos sobran. El tema es cómo armonizarlos en la cancha. Teniendo a Messi, Higuaín, Agüero, Dybala, uno aspira a otro juego, no esperando ganar con lo mínimo o ver si Messi en un segundo se despabila. Tampoco lo quiero descalificar. Para mí es simplemente una incertidumbre. También se hizo cargo faltando cinco fechas para la eliminatoria y tenía una “espada de Damocles” en la cabeza. Y trabajar así no es fácil. Ahora trabaja de cero, quizás se destapa y termina siendo un gran técnico.

Recent Posts
Contactanos

Nos interesa tu opinión! Por favor escribinos y te responderemos a la brevedad!

Not readable? Change text. captcha txt